google-site-verification=OlB-BYgDIopUXU5xSwKKbdgzM2MDsW-Leirz9tActgY

Crítica: Helena

Actualizado: ene 2



Autora: OneReyneOfCastamere.

Cuando pienso en la novela titulada Helena de la usuaria OneReyneOfCastamere solo me vienen a la mente jordanas interminables e ingratas de lectura rellenas de lo que el estudio académico de la poesía llama: metáforas muertas, definición que, trasladada al estudio académico de la prosa seria lo que los críticos literarios conocemos como: clichés.

En Helena nos encontramos con un texto que la propia autora ha catalogado como obra ficcional de suspenso y horror, ignorando por completo las características clásicas de ambos géneros literarios. Características que no pretendo enumerar en este texto, pues creo que si hay una herencia rescatable de las vanguardias de comienzos del siglo veinte es eso: la hibridación de los géneros y el surgimiento de textos experimentales que juegan con los límites impuestos por los géneros literarios clásicos.

Sin embargo la novela Helena no puede ser considerada una representante contemporánea del resurgimiento del boom latinoamericano –espero Dios me permita tener vida suficiente para leer y criticar a la obra que sea digna de ello–, pues si bien en parte representa un triunfo editorial –al menos de manera virtual–, lo cierto es que considero que no merece todas las menciones y premios de los que ha sido acreedora, y que son a su vez el único sustento conceptual que invita a su lectura.

Señalé tres puntos que en mi opinión convierten en insufrible la lectura de Helena:

1. Las mal logradas descripciones y el flojo intento de erotismo en Helena:

Helena narra la historia de Enzo un joven universitario que en medio del alboroto de los cambios ideológicos y físicos de la juventud se ve envuelto en dos problemáticas: el descubrimiento de su sexualidad y la resolución de un atroz crimen. Hechos que no tendrían conexión entre sí a no ser por un elemento sobrenatural –que en mi opinión es el único plus de la novela–, el fantasma de la víctima de mencionado crimen Helena quien resignada a su suerte visita a Enzo durante la noche, para exigirle su ayuda en la resolución de su homicidio. Siendo este el único giro argumental interesante podemos decir que sin el fantasma de Helena la novela no sería más que una descripción mal lograda de los intentos de masturbación y relaciones sociales fallidas y caprichosas de los protagonistas.

No me mal interpreten no refiero a un rechazo de la cotidianidad en la novela, pues grandes representantes de lo cotidiano han habitado la literatura mundial un claro ejemplo de ello son los cuentos del autor ruso Antón Chejov –pues esta crítica no pretende ser una alegoría al surrealismo–, sino más bien a la simplicidad sosa de las descripciones que solo dejan en evidencia lo poco pensado y trabajado que ha sido el lado visual de la novela, pues se supone que una novela bien lograda suele dibujar imágenes usando como única herramienta la palabra escrita. Sin embargo, en este caso nos encontramos con descripciones "eróticas" dignas de un suplemento pornográfico de periódico dominguero:

"Poco a poco fui metiendo mi mano derecha debajo de mis pantalones de pijama, empecé a tocarme poco a poco, pensando en Bárbara y en Fiorella, sentía sólo pequeñas reacciones, podría haber puesto una porno en el celular pero lo había dejado en el escritorio y no quería salir de la cama (...)"

ONEREYNEOFCASTAMERE (2017). HELENA. WATTPAD

Las mal logradas descripciones no solo se limitan al plano erótico, sino que están presentes en todas las situaciones que narra la novela.

2. La ausencia de una figura clara de narrador:

Empezare diciendo que la figura del narrador dentro de la ficción y temporalidad de la novela es diversa como son la enorme cantidad de novelas que se publican cada año, por lo tanto, novelas sin narrador han existido y existirán siempre. Un claro ejemplo de ello es la última novela de la Madrileña Zoe Alameda, Sueños Itinerantes, que lleva como marca la ausencia de una voz narrativa, pues en su texto es la polifonía textual la guía del lector a través de la temporalidad de la novela.

Paralelamente Helena parece carecer totalmente de ningún tipo de narrador por lo cual no solo resulta confusa para el lector, sino también aburrida y le da a la trama un aire de simplicidad que parece desafiar la paciencia e inteligencia de quien la lee, pues un ávido lector nota con facilidad la ausencia de la figura fantasmal del narrador, lo cual deja al hilo narrativo a merced de los diálogos, limitando así las imágenes que pudieran enriquecer a la novela, hecho que me lleva al siguiente punto:

3. La novela está compuesta enteramente por diálogos sosos y poco estéticos:

Al no contar con un narrador que nos describa desde su perspectiva el escenario, la temporalidad y la situación en la que nos encontramos como testigos/lectores lo cierto es que la novela adquiere un aire de caos y desorganización esto se debe a que el arte de los diálogos es complejo y requiere de un enorme conocimiento del tipo de vocabulario que se va a utilizar, dígase; coloquial, cinematográfico, poético o elitista ya que será esta variedad la que dotara de polifonía al texto, lo cual terminara de construir y dotar de personalidad a los personajes.

En este caso, en concreto, todos los diálogos se parecen y manejan el mismo tipo de lenguaje, por lo tanto no estamos leyendo al personaje sino a la autora todo el tiempo –lo cual recalco; deja en evidencia la limitada vida lectora de la autora, pues no se puede escribir sin antes haber leído-. Durante los diálogos se repiten modismos de manera obsesiva lo cual no solo deja al descubierto el limitado léxico de la autora sino además la vaga construcción de los personajes.

"-¿Y qué pasa si lo hago?

-Entonces no podré irme...Y tendré que seguir insistiendo.

Claro, entonces eso significaría ojeras eternas.

-¡Bien¡-dije de mala gana- ¡te voy a ayudar¡(...)"

ONEREYNEOFCASTAMERE (2017). HELENA. WATTPAD

¿Quién habla aquí?, ¿Por qué es tan difícil diferenciarlos? Por lo ya dicho, todos hablan exactamente igual por lo cual es casi imposible distinguir cuando se está narrando de cuando se habla, lo que hace de la lectura de la novela algo con cierto nivel de complejidad, una tarea aburrida.

4. Comodín obvio

La novela está llena de errores ortográficos y gramaticales que dificultan su lectura. ¿Podrían intentar leerla en voz alta? ¿A qué es difícil? Pues sí. Sin embargo, no haré hincapié en los errores ortográficos y de puntuación pues somos una editorial y nuestro trabajo es corregir esa clase de percances literarios.

Por otra parte, esto solo deja en evidencia la baja calidad de producción y desarrollo de la narrativa contemporánea latinoamericana, lo cual deja entrever pocas exigencias de calidad del lector actual, que solo busca entretenerse más no aprender o esforzarse en lo más mínimo. Podemos concluir entonces que la literatura es, gracias a internet, un arte en decadencia y el lector pasa de ser un pensador a un consumidor poco exigente.

Asimismo nadie nace sabiendo, rescato entonces una cita de Hemingway: "La literatura es un 10% de inspiración y un 90% de transpiración". Y aunque Hemingway no me gusta, me ayuda a admitir que estoy aquí porque me niego a perder las esperanzas.

Recordándote siempre que estoy ansiosa de leer y criticar tu obra, me despido.

La Ninfa de Papel (

60 vistas2 comentarios

Editorial Arrowy S.A.C.

Calle Guillermo Almenara 161

San Juan de Miraflores, Lima

Teléfono: (+51) 917407390

Horario de atención: Lunes a viernes de 9.00am a 5.00pm

Correo electrónico: info@editorialarrowy.com