Entrevista - Jenifer Luna

Actualizado: ene 2




Yo simplemente no podía creer la petición que había llegado a mi oficina. ¡Por fin Jenifer iría por su entrevista! Miré mi agenda y maldije en voz baja. Estaba demasiado ocupada esta semana, así que asigné la entrevista a otro de mis chicos entrevistadores.

Pero vaya que el destino es curioso. Dos noches después, recién había llegado al edificio cuando me encontré a Jenifer en la recepción hablando con Heidy. Me dijo que estaba atenta a coordinar la fecha de la entrevista y bueno, simplemente le dije que se pasara en unos minutos a la oficina. No tenía nada que hacer y realmente quería entrevistarla yo.

En la oficina los chicos ya estaban empacando para regresar a casa. Les comenté del nuevo cambio e intercambiamos entrevistas, pues Erendi Demonai acaba de solicitar la suya.

— ¿Quieres algo de tomar? —le pregunté a Jenifer cuando llegó. Ella se rio mientras examinaba la oficina.

—Pues, no sé. ¿Qué tienes para ofrecer?

—Agua, café... té helado

— ¿Y el alcohol? —preguntó ella susurrando.

—Nos está viendo Heidy, we. Ya ves que sus endemoniados gatos siempre le van con el chisme —respondió mirando con atención a mi alrededor.

—Esos gatos que deambulan por Arrowy —Asintió ella— Pos dame un café.

— ¿Lista? —Le pregunté cuando le entregué la taza.

—Dispara —respondió.

A continuación les comparto mi conversación con Jenifer Luna. 

EA: Bienvenida Jenifer a la oficina de entrevistas de Arrowy. Déjame decirte: ¡Qué descaro! Eres de las cinco primeras personas que estuvo en la inauguración de Arrowy y apenas vienes por tu entrevista. No, we. Así no.

Jenifer Luna: Sí, verdad. Yo estuve en los inicios de la editorial, y no sabía cómo funcionaba la cosa. Pero, mejor tarde que nunca, ¿no? Para que no me regañen, o los gatos no me van a dejar salir con vida.

EA: (Risas) sí... Al menos llegaste. No sé si es que la oficina está algo escondida.

JL: Sólo tuve que seguir el rastro de agua bendita, no fue tan difícil.

EA: ¡Aleluya! Pero bueno... empecemos. Mi experiencia de ti es que eres una chica a la que le gustan mucho las letras. ¿Me equivoco? Cuéntanos un poco de tu relación con ellas

JL: Gustarme es poco. Hice de ellas mi pasión desde que tenía 15 años y descubrí todo lo que podía hacer con ellas. Justo en ese momento de mi vida, tuve que decidir si irme con ellas, o seguir mi otra pasión que es el dibujo. Al final, las letras le ganaron a los trazos, y decidí entrar a estudiar a Periodismo con el único fin de aprender a escribir.

EA: ¡Wao, colega! (Risas) ¿Qué primó más para que escogieras las letras?

JL: ¡Yay! Las periodistas dominaremos el mundo. Y, me incliné más por las letras por la manera en la que puedes jugar con el lenguaje y las perspectivas. Además, esa posibilidad de contar historias que sucedían en mi cabeza, o de las que era testigo, y plasmarlas en papel (o pantalla) fue lo que me hizo decidirme por las letras.

EA: Pero bueno Jennifer, la literatura y el Periodismo tienen dos enfoques diferentes si uno lo elige: La ficción del primero y los hechos reales del segundo. ¿Ya has escrito algunas notas periodísticas? ¿No te has sentido algo incómoda con el tener solo que lidiar y escribir de hechos reales?

JL: Sí, de hecho durante toda la carrera me tocó escribir todos los géneros periodísticos; en su mayoría las notas y crónicas. En lo personal, las crónicas eran mis preferidas porque podía usar recursos literarios, ya que las notas son muy precisas y muy cuadradas. Y, no. De hecho, me sirvió mucho para plasmar realidades en mis historias.

Y bueno, por algo tenemos el maravilloso periodismo narrativo que Gabo inició.

EA: ¡Completamente de acuerdo! Prefiero mil veces las crónicas. Pero bueno cuéntame, ¿recuerdas lo primero que escribiste? ¿Cuándo iniciaste a escribir?

JL: Esa pregunta me causa mucha gracia, porque en realidad lo primero que escribí fue algo así como: Mi mamá me mima y era cuando recién aprendía a hacerlo, con mi lápiz enorme. Tenía cómo 5 años.

Pero, ya en la escritura narrativa, comencé justo a los 15 años. Escribí una historia de fantasía con tropas, samurais, leyendas, y a partir de ahí seguí escribiendo. Lastimosamente, la historia se perdió y hasta ahora no he podido traer de vuelta a mi memoria la historia, lo que es muy sad.

EA: ¡Qué! ¿Y cómo se perdió?

JL: Mi computadora tuvo que ser reiniciada, y la guardé en una USB, pero le entró un virus. Hice de todo por tratar de recuperarla, porque llevaba cómo la mitad de la historia, pero no pude. Espero algún día poder reescribirla.

EA: Uy, espero que sí. Bien, entonces lo primero fue tropas y samurais, ¿Cambió tu gusto en cuando a género? ¿Que vino después de eso?

JL: No realmente. Mis primeros borradores son de fantasía, tengo una historia de una chica que entra al mundo de sueños, un maniquí que cobra vida por un hechizo. Lo que es curioso, es que no sé cómo fui de fantasía a romance, y de ahí a erótico, y de ahí a chick-lit, y luego a ciencia ficción, para terminar con misterio.

EA: Hey, pero... ¡Has estado en casi todos! ¿Cuál género jamás escribirías?

JL: Sí. Me gusta experimentar los géneros, aprender de ellos, conocer escritores, y no quedarme en uno sólo porque cada uno tiene sus retos. Y es muy útil para practicar la escritura, porque sales de tu zona de confort.

Pues, por ahora no tengo un género que no escribiría. Pero, tengo mis reservas ante cierto tipo de tématicas que realmente no van conmigo, cómo las filias, o algo muy gore cómo lo que escribe Daniela, o incestos, o todo lo es de la Deepweb.

EA: ¿Con cuál te ha tocado más duro de los géneros?

JL: Misterio/suspenso, más que nada por toda la investigación que hay detrás de la historia que estoy armando. Porque son datos duros, meter intriga pero sin decir mucho, mantener el hilo de la historia y las pistas para que el lector no huya, armar bien los personajes para que sean sospechosos. Ha sido difícil, pero lo he disfrutado bastante.

EA: Bueno pero lo lograste con La chica que sabía demasiado, ¿no?

JL: Sí. Y leía, o leo, los comentarios de: Mantienes la intriga, sigue la historia, no sé quién es culpable, y no me lo creo, porque es mi primer historia del género misterio/suspenso, que mezcla lenguaje periodístico y narrativo, ambientada en mi país y que contiene crítica social. Toda una revolvedora de ideas que vacié en la historia de Paulina Ruíz, y que fue gustando a la gente.

EA: Bueno, hablemos de esta. ¿Cuál fue el detonante para que escribieras esta historia?

JL: El detonante fue una calcomanía que vi cuando andaba de vacaciones por Guanajuato. Este Estado es muy peatonal, porque tiene callejones y justo iba a ser el Festival Cervantino (donde hay muchas actividades culturales). Y la calcomanía decía: The girl who knew to much. La frase se me quedó pegada en la cabeza, y a partir de ahí comencé a idear la historia de Paulina, una chica que parecía haberse suicidado, pero un periodista descubre que no fue así, sino un feminicidio, y de ahí todo fue dándose solito.

EA: ¡Que genial! Pero, ¿Por qué escribir sobre un tema como ese? ¿Las estadísticas de tu país ayudaron con eso?

JL: Sí. Ya era un tema que estaba mermando en la sociedad mexicana. Creo que en ese tiempo estaba el caso de una chica que fue asesinada por un chófer de Cabify, y el tema estaba muy presente a pesar de tener de antecedentes todo el asunto de las Muertas de Juárez. Una vez que me puse a investigar, di con los datos, la cifra de 7 mujeres que mueren al día, y dije: Es perfecto. Un tema para dar crítica social, plasmar la sociedad mexicana, y darle a los lectores algo que pensar, porque lastimosamente no sucede sólo en México. Toda Latinoamérica sufre de esto.

EA: Ciertamente. ¿Qué fue lo más difícil y fácil de escribir esta historia?

JL: Lo más difícil la investigación detrás de la trama, los capítulos con lenguaje periodísticos han sido los más complicados por los datos que quiero meter, ya que son reales. No son invenciones mías, y siempre trato que estén fundamentados.

Lo más fácil, la narrativa de los demás capítulos. Cómo son cortos, me fueron fáciles escribirlos añadiendo misterio cómo me parecía era correcto, y parece que funcionó.

EA: Definitivamente así fue. Bueno Jenifer, sé que esta historia ha ganado varios premios, cuéntanos sobre ellos, ¿Cómo te sentiste?

JL: Sí, en realidad tengo varias premios. Y, pues me sentí cómo toda una ganadora, hasta me ponía a cantar "Where are de champions" de Queen cada que veía mi nombre entre los primeros lugares, porque cómo era mi primera novela del género, no podía creer las buenas críticas y aceptación que tenía.

EA: ¡Enhorabuena! ¿Que vino después de la historia de Paulina?¿Que historias aparecieron luego?

JL: Pues, traje a la vida algunas historias que tenía abandonadas, que son de romance/chick-lit, escribí un relato histórico de la Rev. Rusa, un one-shot del día de muertos, seguí escribiendo la historia de Paulina, y pues, ahora soy parte de la Caja de Pandora y entré a un Taller de Misterio de Wattpad. Así que he tratado de andar activa con mi escritura.

EA: ¡Que cool! ¿Cómo haces con el tiempo?, ya que supone siempre un problema para la constancia

JL: Ni me digas. Hago malabares para tener tiempo. Por ejemplo, ahora tengo muchos pendientes de escritura, así que mi blog está totalmente abandonado.

A veces tardo dos semanas en actualizar, o dejo abandonadas las novelas, o hago actividades al último momento.

Cómo dijo Stephen King: Aunque no tengas inspiración de escribir, siéntate a hacerlo. Es lo único que diferencia a un principiante de un profesional.

EA: Uy, ¿ya ven? ¡Anotemos! Jenifer, ¿Por qué debemos leer tu novela?

JL: King es un gúru de la escritura, sus consejos son muy útiles. Puse esa frase en práctica, y me sorprendí porque te pones a escribir sin inspiración y al poco rato ya van fluyendo las ideas cómo sin nada.

Y pues deben leerla porque retrata una problemática social que, cómo dije, no sólo está afectando a México. Los feminicidios suceden en todo el mundo, sobre todo en países latinoamericanos, y es tiempo de tomar conciencia de lo que está sucediendo y porqué son graves. Además, retrata a la sociedad mexicana, junto con sus creencias y cultura, y un poquito de la Ciudad de México. Hay mucho de mí en esa novela, porque tiene lugares que visito con frecuencia, lugares que he visto, oído, vivido. Historias que uno escucha en la calle, en las noticias, en la boca de otras personas. Y, plasma lo mucho que amo las letras. ¡Vamos! Combina los dos tipos de lenguaje, y tiene mucho misterio, sospechas, intriga, y está avalada por Editorial Arrowy.

¿Necesitan más motivos?

EA: (Risas) ¡Qué más quieren! Oye Jenifer, actualmente lideras el equipo de Reseñas de Arrowy, precisamente... ¿Por qué crees que es importante contar con una reseña o crítica? ¿De qué manera ayuda a nuestras historias?

JL: Mary ya me exhibió ante todos (Risas) Pues, mira. Son importantes porque nos ayudan a ver cómo los lectores pueden leer nuestras historias. Yo siempre que puedo pido crítica, porque quiero saber los fallos que tengo en la historia. Muchas me han ayudado a notar errores de escritura, o partes dónde no se entienden bien las cosas, o si mis protagonistas son planos y dónde debo mejorar la historia para que funcione. Claro, siempre da miedo una crítica por temor a que destrocen tu historia, pero es preferible aprender a base de errores, que a base de aciertos. Y bueno, las reseñas son la mejor opción para promocionar la historia y darla a conocer, porque muchas veces sólo se enfocan en lo bueno, y ¿a quién no le gusta la buena publicidad?

EA: Espera, ¿Era un secreto? (Risas)

JL: (Risas) pues creo que nadie sabía quién lo lideraba. XD Aparte de los colaboradores, pero denme trabajo que si no me corren.

EA: Bueno, aprovecha este espacio para enviarle un mensaje a los chicos y que se animen a pedir su crítica o reseña

JL: Quiero invitarlos a una iniciativa que lleva por nombre Los Vengadores... Ah, no. esa es otra.

EA: ME PIDO EL TRAJE DE LA CAPTAIN MARVEL. NADIE LO TOQUE, okya.

JL: Yo Dr. Strange. Me vale que sea hombre.

Ya, hablando en serio. No tengan miedo de pedir una reseña o crítica. Pueden ver el trabajo de los colaboradores en el blog, y pensar bien cómo es que les gustaría que se evalué su obra, porque todos tienen estilos diferentes y son puntos de vista que pocas veces se tienen al alcance.

Si quieren una crítica sincera, que los haga crecer cómo escritores, deben estar preparados para todo. Sabemos que la escritura no es fácil, y tienen que ir endureciendo su armadura para los rechazos, malos comentarios, y gente que sólo va a molestar.

Y las reseñas también son igual de válidas. Promocionan su obra, ven sus puntos fuertes, y les ayuda a saber qué es lo que les funciona en su escritura, además de subirles el ego un poquito.

Y, aunque no lo parezca, lo hacemos todo con la mejor intención de ayudarlos e impulsarlos a que sigan sus sueños y no se rindan, porque, como dice Fress: ¡Nos encanta que te lean!

¡¡¡¡PAGUENME EL COMERCIAL!!!!

EA: (Risas) Jenifer hablemos del futuro, ¿Te ves publicada en físico?

JL: Más que publicada. Quiero ser una escritora reconocida en mi país, mis historias sigan cruzando fronteras e idiomas y vivir de las letras, porque es mi única pasión y lo único a lo que me quiero dedicar.

EA: ¡Confío en que así será! Muchas gracias Jennifer por el espacio, esperamos sigas compartiendo con nosotros tus historias.

JL: Gracias por dejarme entrar a tu santuario, libre de pecadores.

Yo también lo espero, se vienen muchas sorpresas en este año y una de ellas incluye La Chica Que Sabía Demasiado.

EA: ¿Alguna primicia?

JL: Ya voy a terminar la historia, y empezaré a editarla.

EA: ¡Genial! Así que los lectores, ya saben. Jenifer, ¿tienes ya final?

JL: Ya, en realidad lo tengo desde hace bastante tiempo, pero, necesitaba los capítulos del medio. Estoy a dos capítulos de terminarla.

EA: ¡Éxitos en eso!

JL: ¡¡Gracias!! Espero que mis lectores no me maten por el final.

EA: Espera ¿qué? ¡Preparen pañuelos o huyan a México por Jenifer!

JL: No creo que lloren, pero sí van a quedarse con cara de ¿WTF?

Si vienen me avisan, para irme muy lejos... Nah, no se crean. Si alguien quiere hablar conmigo del final, bienvenido sea.

Aun no tengo oficina, así que dejaré mis cartelitos por todo el pasillo.

EA: ¡Bueno ya lo saben! De nuevo Jenifer muchas gracias

JL: Gracias a ti, Mary. Un gusto ser entrevistada, y que los Arrowers puedan conocer un poquito más de mí.

24 vistas2 comentarios

Editorial Arrowy S.A.C.

Calle Guillermo Almenara 161

San Juan de Miraflores, Lima

Teléfono: (+51) 917407390

Horario de atención: Lunes a viernes de 9.00am a 5.00pm

Correo electrónico: info@editorialarrowy.com