Los ladrones de seda

Actualizado: hace un día

"Un imperio depende de unos insignificantes gusanos"

Sinopsis : El poder de un pueblo, un estado o un imperio puede depender de lo más insignificante; hace más de mil quinientos años, dos espías romanos tuvieron que lanzarse hacia la peligrosa y enigmática Ruta de la seda, en busca de un secreto que puede cambiar para siempre el destino del imperio romano y persa.

Ficha técnica

Año : 2018

Autor : Dirk Husemann

Género : Novela histórica/aventuras



Análisis y revisión

Esta historia nos transporta de inmediato al año 552, época de emperadores, leyendas e historias más allá de toda imaginación. En estos tiempos, el imperio romano, persa y chino son las principales potencias del oriente del mundo, y cada uno de sus gobernantes sabe que cualquier beneficio que tengan permitirá que su legado viva por más tiempo. Aquí no solo se trata de ejércitos, sino de estrategia, recursos y también, de apariencias.

En este contexto, es que nos encontramos a los protagonistas de esta historia: Tauro y su sobrino Olimpiodoro son enviados directos del emperador de Roma, Justiniano, a la mítica China, con el objetivo de descubrir cuál es el secreto de la seda, la materia prima que da su poderío a ese reino gracias a su enorme valor. La seda es material único en el mundo, que tiene un valor inmenso y hace que todos la deseen, y los más osados, la quieran conseguir.

Por supuesto, los enviados son apropiados para la misión, ya que uno de ellos es astuto y fuerte, y el otro es un avezado entomólogo que está convencido de la naturaleza de origen de la seda. Sin embargo, el dinero y conocimientos que poseen no serán suficiente, y deberán embarcarse en una aventura de semanas o meses, y recurrir a todos las artimañas posibles para lograr sus objetivos.

Es importante tener en cuenta que en aquellos años las distancias se salvaban en barco, cuando era posible, pero la mayor parte del tiempo era necesario desplazarse a lomo de camello o caballo, recorriendo grandes distancias tras la guía de viajeros expertos y exponiéndose a las inclemencias del tiempo y la fortuna. En su camino, necesitarán ayuda de distintas personas, o dado el caso, deberán cargar con otros.

Después de algunas peripecias por agua, Wusun se convierte en el guía del grupo a través del sinuoso camino; se trata de un experto en el viaje y en contar historias, alguien que será fundamental para orientarse, y también para adaptarse y entender las costumbres de un territorio en el que los bizantinos son extraños.

El destino enlaza esta historia con la de la familia de Feng, un caprichoso y rico heredero de una dinastía productora de seda, quien se enamora perdidamente de Helian Cui, una budista que ha estado de paso por las instalaciones; ella está en busca de unos antiguos manuscritos, que son muy importantes para su religión, y no puede desviarse de sus objetivos. Por desgracia, el impetuoso joven insiste en querer desposarla, lo que no es parte de los objetivos de ella, y está del lado opuesto a los deseos de Nong E, la fría madre de él y señora de la seda.

Cuando eventualmente ambas historias se mezclan, lo que debería ser un viaje de estudio, o de comercio para intercambiar unos conocimientos por otros, se vuelve una aventura trepidante en torno al secreto de la seda; algo que es intangible como el saber, está impregnado en un pequeño grupo de objetos, que unirá todos los caminos en torno a un único objetivo.

Los deseos y sueños para la posteridad de la señora de la seda se diluyen, despertando en ella una cólera de dimensiones solo comparables a la obsesión demente de su hijo por la sacerdotisa, y de la urgente necesidad de los bizantinos por llevar el importante conocimiento hasta el emperador y salvar con ello al imperio de la ruina total. Obligados por las circunstancias, los dos espías, Wusun, Helian, Feng y el secreto emprenden viaje con la intención de escapar del peligro y cumplir sus objetivos, pero en donde los ha unido la fuerza de los acontecimientos, también habita el poder interno de las propias decisiones, cada una de ellas orientada hacia un punto distinto del firmamento.

Las cosas no son fáciles para el pintoresco grupo, pues a la urgencia de escapar de Nong E se suman estafadores, charlatanes, oportunistas, y hasta un guardia chino que está en busca de una importante persona, parte de la familia imperial. Con todos estos elementos confluyendo, no es difícil comprender que el camino de regreso no solo no será fácil, sino que tendrá que cambiar de rumbo en más de una ocasión, poniendo en peligro el objeto y también la vida de todos.

Eventualmente las artimañas de Tauro son insuficientes, ante lo que prima el sentido común e intuición de Helian, o los antiguos conocimientos del jinete, e incluso la sabiduría técnica de Olimpiodoro. En cualquier caso, la aventura nunca cesa, y generalmente los planes salen mal, teniendo que salvarse por métodos alternativos en el último momento; en ocasiones separados, en ocasiones juntos, todos intentan permanecer a salvo, avanzando en sus objetivos particulares, algunos de los cuales se vuelven de importancia fundamental para los otros, por fuerza de las circunstancias.

Argumento y trama

Si bien puede parecer que el centro de la historia es la aventura, desde mi punto de vista se trata de un argumento basado en la estrategia militar, ya que lo que guía a los personajes principales es un objetivo que tiene como motivo final salvar al imperio de la degradación económica y, por consecuencia, la desaparición o conquista. Por esto es que, el planteamiento es sencillo y podría trasladarse al microchip en las novelas de espías en la guerra mundial, porque se trata de un objeto que en realidad tiene un uso para motivos mucho más grandes.

Con respecto a la trama, al momento de introducir personajes puede resultar un poco confusa en las primeras líneas, ya que varios de los secundarios o enemigos van apareciendo a medida que avanza la historia, pero al ir construyendo la retrospectiva en el libro, los distintos caminos se entrelazan con inteligencia, y los datos de cada ruta son de utilidad para comprender el panorama general, que en muchas ocasiones se desarrolla desde el punto de vista de distintos personajes.

En cierto punto, cerca de la ultima porción del libro, la trama decae un poco al introducir aún más personajes, pero sucediendo muy cerca del final, no resulta catastrófico; además, en ese punto hay varios elementos de intriga o incógnita rondando a los aventureros, por lo que la curiosidad de saber si sobrevivirán y si lograrán su cometido consigue mantener la tensión y la atención.

Personajes

Tauro hace las veces del protagonista alfa que vemos en este tipo de historias, pero con el matiz de ser inteligente y estratega y no solo un tozudo fortachón. Aunque en ocasiones lo es.

Olimpiodoro es un científico, y como tal, aporta una cuota muy necesaria de conocimientos prácticos y sensatez, aunque es un poco descuidado.

Wusun es el estereotipo de guía/jinete viejo, pese a lo cual no resulta desagradable.

Helian es un personaje curioso, ya que es al mismo tiempo experta en artes marciales, sosegada, sabia y cuidadosa, siendo la mayoría del tiempo un punto de escape cuando los demás no pueden salvar la situación.

En cuanto a la evolución de los personajes, decir que curiosamente son los secundarios los que más cambian durante la aventura; esto es interesante porque algunos pueden ir desde un punto a otro en su construcción mental y objetivos, y es llamativo ver que se les dedique este espacio. Esto significa que los protagónicos sean siempre iguales, pero como tienen mucho más tiempo “en pantalla” resulta claro cómo cambian sus percepciones acerca del valor de la amistad y los objetivos que los guía.

Puntos a destacar

-Muy buena descripción espacial.

-Utiliza datos históricos y geográficos reales como escenario.

-Pese a que, por la época, obviamente las mujeres están en una desventaja social, los personajes femeninos rompen el molde.

-Introduce descripciones y características de las costumbres propias de antiguos pueblos, lo que ayuda con el contexto de la obra.

Acerca del autor

Dirk Husemann es periodista científico, arqueólogo y aficionado a la historia, lo que le ha dado el interés y bases para poder desarrollar artículos investigativos, así como esta novela, que es la segunda de su carrera y de corte histórico.

Como comentario final, decir que esta es una novela de aventuras orientada a todo rango de edad, aunque con el detalle de que debe ser público que esté dispuesto a procesar gran cantidad de datos, pues estos son útiles para la historia. Con una narrativa sencilla y un buen ritmo, es una muy buena opción para disfrutar de muchas jornadas de diversión a través del desierto.

Nos leemos nuevamente en pocos días.

Saludos y buenas letras.


0 vistas

Editorial Arrowy S.A.C.

Calle Guillermo Almenara 161

San Juan de Miraflores, Lima

Teléfono: (+51) 917407390

Horario de atención: Lunes a viernes de 9.00am a 5.00pm

Correo electrónico: info@editorialarrowy.com