Top 5 momentos de Tres Nuevos Destinos

¿Crees en el destino? ¿Sí? ¿No? Yo estoy casi segura de que sí creo en él. No sé si habrá una fuerza desconocida que mueve los hilos de nuestros caminos, pero sí creo que todos tenemos una misión en la vida y, de una forma u otra, terminamos cumpliéndola para bien o para mal.


¿Qué pasaría entonces si un día la Soledad, el Amor y la mismísima Muerte quisieran darte un empujoncito y apurar el paso a que llegues a tu meta? ¿Y si no solo lo hicieran por ayudarte sino que estuvieran buscando ganar una apuesta a costa de tu destino? Menudo trío que se junta.


Bienvenidos al ArrowTop y hoy estaré compartiendo con ustedes la cuenta regresiva con mi selección de los 5 mejores momentos de “Tres Nuevos Destinos”. Para esta lista, estaré considerando aquellas escenas de la primera novela publicada por María D. Romero que me motivaron a seguir leyendo, me robaron una sonrisa sincera, o, simplemente, me cautivaron por completo.

Dado que esta sección irá a través de toda la novela, un gigantesco SPOILER ALERT, debe ir aquí.


Ahora, sin más ni menos, vayamos con la lista.


Puesto 5: El viaje en bus con Olivia

Sé que es un personaje secundario y que no afecta en mucho la trama, pero debo confesar que me encantó la interacción que tuvo Olivia con Sammantha. Su preocupación y cuidado hacia una completa extraña la convirtieron en un personaje de esos que te duele verlos partir. Desde el momento en el que acepta amablemente que Sammy cargue su teléfono junto a ella, en el que le abre la ventana al verla sudar frío y la calma al despertar de su pesadilla, hasta su apacible actitud ante la extraña conversación sobre los colores del alma, Olivia hace que toda la escena del bus valga una sonrisa sincera. Creo que la Soledad se encargó de darle una nueva y pura amistad a Sammy, una de esas que deben quedar para siempre. Confieso que en algún momento las shippee y quería verlas juntas mucho más tiempo. Ojalá y nuestra Mari me permita hacerlo en otra novela.


Puesto 4: ¡Largo, Fred!

Ok, ok, ya sé que no le dijo “lárgate” pero casi, casi, ¿no?

Elián era un completo extraño y hasta pudo haber sido un asesino serial como dijo Lorena, pero mil y un veces prefieres irte con él que con el acosador ex novio, que no sabe cómo aceptar un NO como respuesta. Me hubiera gustado ver a nuestra Lore en plan: “Oye, pin** pend** ya te dije que dejes de seguirme, hue***” pero no, no, nuestra Lore, muy recatada le lanza un “Adiós, Fred” que yo llevaba esperando desde hace rato.


Mil puntos para Gryffindor, Lore. (Y también para María D. Romero)




Puesto 3: ¡Soy libre!

¡Ah… la libertad!

Siente el viento correr, siente el aire ingresar a tus pulmones, siente recuperar tu vida, siente las señales de un cambio, siente la alegría de vivir y grita con Alejandra un ¡FREEEEDOOOOMMMM!, cual Mel Gibson en Braveheart.



Ok.No, pero es un grito de felicidad combinado con satisfacción de saber que estás haciendo lo correcto. Ale acaba de descubrir que su prometido le es infiel con su secretaria, toma el auto, se lanza a la carretera y grita “¡Soy libre!”, para gusto de todas nosotras. Una traición no debe quitarte los ánimos de vivir, debe hacerte más fuerte y todo empieza con un grito igual al de nuestra Alejandra.


Puesto 2: La apuesta

¿No me van a negar que todos querían saber a quién es que terminaría afectando la Muerte? No me vengan con mentiras, no, no, no yo los observo muy bien… todos queríamos saber a quién mataría nuestro chico de la rosa negra. Desde el momento en que lees la apuesta entre estos tres personajes, tú deseas continuar leyendo porque quieres saber qué hará la dichosa Muerte con ellas tres. Una trama maravillosa que te incita a la lectura voraz de la novela para conocer cuál será el nuevo destino que la muerte le tiene preparada a una de nuestras chicas. ¿Qué será que tiene la muerte que todos queremos conocer más de sus acciones? Encantadora escena en el café con una apuesta que motiva a seguir leyendo.



Puesto 1: Tres hermanas

Mi primer lugar lo dejo para ese momento en el que Alejandra atropella a Lorena y nos enteramos que es… ¿su hermana?... ¡Caray!, primer momento OMG gatuno sorpresa para María Romero. Luego, tras unos cuantos párrafos… en un hospital, nos enteramos que… ¿Sammantha también? ¡OMG! Sí, las tres son hermanas. Momento gatuno boquiabierta, número 2.



Elijo esta escena como la que más me encantó de la novela porque sinceramente, no me lo esperaba. Creo que ninguno de nosotros lo hacía. Genial cambio de ruta de nuestra escritora. Gracias por ese momento, Mari.


¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Cuál fue tu mejor momento de “Tres Nuevos Destinos”?


Para más listas como esta, no te olvides de suscribirte al blog y sugerirme más listas, temas o novelas en comentarios.


Y si eres escritor y te gusta mi trabajo recuerda que puedes ir a www.editorialarrowy.com , buscarme como Mililofre y patrocinarme, con tu aporte obtendrás beneficios tales como traducción de tu novela, conversión a e-book y audiolibro y promoción de tu novela.

Nos vemos, hasta la próxima.

50 vistas10 comentarios

Editorial Arrowy S.A.C.

Calle Guillermo Almenara 161

San Juan de Miraflores, Lima

Teléfono: (+51) 917407390

Horario de atención: Lunes a viernes de 9.00am a 5.00pm

Correo electrónico: info@editorialarrowy.com